Nº 375

China advierte a Canadá de que habrá consecuencias si no libera a la ejecutiva de Huawei



El Ministerio dijo en una declaración que el viceministro de Relaciones Exteriores, Le Yucheng, había emitido la advertencia al embajador de Canadá en Beijing, instándolo a presentar una “fuerte protesta”.


El Ministerio de Asuntos Exteriores de China instó a Canadá a liberar de inmediato a la responsable de finanzas de Huawei Technologies Co Ltd este sábado bajo la amenaza de que habrá consecuencias si no lo hace.

La directora financiera del gigante electrónico, Wanzhou Meng, fue arrestada el pasado jueves por las autoridades canadienses para ser extraditada a Estados Unidos por la supuesta violación de las sanciones impuestas por Washington contra Irán, anunció este jueves el Gobierno de Canadá.


El Ministerio dijo en una declaración que el viceministro de Relaciones Exteriores, Le Yucheng, había emitido la advertencia al embajador de Canadá en Beijing, instándolo a presentar una “fuerte protesta”.

Meng Wanzhou, directora financiera global de Huawei, fue arrestada en Canadá el 1 de diciembre y se enfrenta a la extradición a Estados Unidos, que alega que ocultó los vínculos de su compañía con una firma que intentó vender equipos a Irán a pesar de las sanciones internacionales. La ejecutiva es también la hija del fundador de Huawei.

Las autoridades estadounidenses creen que la empresa ha utilizado a la empresa SkyCom para violar las sanciones impuestas a Irán, por lo que solicitó a Canadá el arresto y extradición de la directora financiera de ese gigante chino de la electrónica, Meng Wanzhou.

______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Turquía da un balón de oxígeno a Maduro con inversiones y apoyo político






Conozca los detalles de la crisis política que se vive actualmente en Ecuador


Ambas derrotas plantean una crisis en el gobierno del país andino, pues la oposición, incluso, ya está hablando de revocarle el mandato.


Pero ¿de qué se trata toda esta crisis que tiene repercusiones internacionales?


A inicios de abril de 2017, Lenín Moreno ganó ampliamente las elecciones presidenciales, de la mano del movimiento de izquierda Alianza País, liderado por el ex mandatario Rafael Correa (207-2017). Moreno había sido el vicepresidente de Correa por casi todo su mandato y solo salió del cargo cuando el partido decidió postularlo como candidato presidencial, en llave con Jorge Glass como vicepresidente, y por exigencia de las normas electorales.


=====================================================================================

domingo, 9 de diciembre de 2018

DESPUÉS DEL 9.

SIMON GARCIA.

En las elecciones municipales se impondrá la abstención, no como ofensiva democrática sino como pasiva decepción. La oposición no llamará a traducir en votos la evidente superioridad del rechazo al gobierno. La identificación partidista volverá a encogerse y amellarse la credibilidad de los líderes. Los derrotados, tras los candidatos abandonados de apoyo, serán los que aplazan rectificaciones. 

No reprocho a los electores que no votan. Acatar una directriz colectiva, si siguen a los partidos, tiene la coherencia del acto disciplinado. Si actúan por conciencia o la convicción de enfrentar al régimen, sólo habría que examinar su eficacia. 

Menos criticables son los que persisten en ejercer el voto y aguantan, con consistencia democrática, los ataques de compañeros de batalla que los llenan de acusaciones. Profeso admiración por esa minoría. 

Es la defensa de la democracia la que pierde cuando algunos dirigentes convierten en dogma un falso principio: el régimen restringe o niega el voto libre, en consecuencia, no debe usarse el voto. El delirio extremista ha llevado esta paradoja a su absurdo: el voto vale en democracia y es colaboracionismo en dictadura. 

Pero, las lecciones de las sucesivas abstenciones son otras. La primera es que, el sufragismo o el antisufragismo a ciegas, sin marco estratégico, conducen a la misma nada. Pero entre ambas desviaciones, la que más debilita es la del vacío. Es omitiva, cede un derecho, entrega espacios y agazapa su hostilidad hacia las elecciones y el parlamento en intolerancia destructiva hacia los que votan. 

El nuevo triunfo de la abstención añade una derrota a la oposición. Un traspié en términos de asignación de cargos, de presencia institucional, de ocupación de espacios de lucha, de saldos organizativos, de fortalecimiento de la cultura democrática y debilitamiento del autoritarismo. 

Es hora de persuadirnos de que no hay que abandonar ninguno de los tableros y que las opciones frente a esta hegemonía autoritaria tiene, entre sus premisas iniciales: 1. Desplegarse como defensa y conquista de todo derecho negado o restringido por el régimen, incluido el de votar, 2. No habrá cambio si no se logra la mayor unidad posible del campo alternativo y el fraccionamiento del bloque de poder dominante, incluida la posibilidad de acuerdo con sectores de él. 

Desde estas premisas hay que abordar dos fechas del calendario, el 5 y el 10 de enero. El desafío es simple: ponerle fin a la ráfaga de errores en las que ha incurrido la dirección histórica. Liberar la política de la ficción extremista, del moralismo y la separación de la gente. 

El 5, respetar el acuerdo unitario establecido. El 10, ratificar el desconocimiento a Maduro y presentar, desde la Asamblea Nacional, una solución política al conflicto que destruye al país. 

El 10 debe ser el comienzo de la reorientación de la oposición, del impulso al encuentro amplio con las exigencias sociales de cambio y el inicio de un entendimiento para institucionalizar al Estado y acordar un plan para enfrentar la corrupción, la hiperinflación y la recuperación de la producción. 

Una dirección que tiene tras de si un enorme éxito y suma figuras valiosas, después de tres años erráticos, debe levantar una ruta clara. No el espejismo recalentado de un gobierno en el exilio.

LAS VILLAS Y CASTILLA DE AMLO

Raquel Gamus. 

Gran expectativa mundial se ha generado sobre el nuevo gobierno de México que conducirá el izquierdista Andrés Manuel López Obrador. Como es de esperarse esa expectativa ha sido mayor en América Latina al tratarse de uno de los gigantes del continente y mucho mayor aún en Venezuela cuyo destino se supone íntimamente ligado a los movimientos del tablero internacional y especialmente regional. 

AMLO se enfrenta a grandes retos que ha prometido resolver, como sacar de la pobreza extrema a millones de mexicanos y limitar la desoladora desigualdad del país, sanar la sociedad del flagelo de la corrupción y enfrentar la violencia de enormes proporciones que azota a México: Todo lo cual explica que las esperanzas de los electores se hayan volcado hacia una opción prometedora aún no experimentada, que no había logrado calar en las oportunidades anteriores en las cuales fue candidato. La ruptura de los 70 años de la llamada dictadura del PRI, había favorecido a un partido de derecha como el PAN que también les falló. 

Esa desesperada búsqueda de la esperanza sobre la decepción es la que en Venezuela nos llevó a la era desafortunada era de Chávez y en otros países de del América Latina al acceso de otros gobiernos populistas y recientemente a la inaudita elección ultraderechista de Bolsonaro en Brasil como respuesta a la decepción hacia el PT. 

Desde su elección hasta su toma de posesión López Obrador se movió entre las ofertas efectistas y cándidas como la decisión de renunciar a la protección de la guardia presidencial que complica hasta los actos más sencillos de su agenda, el fin de la pensión para los expresidentes, el adiós al avión presidencial, la renuncia a la residencia de Los Pinos, hasta otras muy complicadas como la de recuperar el petróleo tal como hizo el general Cárdenas, promesa que más allá de la retórica no se sabe cómo logrará. 

También tomó decisiones como el sometimiento a consultas populares informales, con participaciones minúsculas, que liquidó un proyecto de 13.000 millones de dólares como el nuevo aeropuerto internacional o la ampliación de derechos en pensiones y sanidad. Se han creado inquietud en sectores económicos e intelectuales por estas nuevas formas de ejercer el poder y sus riesgos. Pero son mecanismos demagógicos que lo han ayudado a crecer desde el 44% de los votos obtenidos por su partido en la contienda electoral a un 63% de aprobación en su desempeño como presidente electo para el momento de su investidura.

AUMENTO SALARIAL ES UN PIN-PON PERVERSO


Gerónimo Figueroa Figuera

Los aumentos salariales aplicados desde 2013 cuando maduro asumió como presidente electo para terminar el periodo constitucional que no pudo cumplir el comandante intergaláctico por haber fallecido, han sido en la práctica, un juego de pin-pon perverso donde el pueblo venezolano actúa como un amateur y la inflación-especulación actúan como jugador profesional con campeonatos mundiales. Aunque ese jueguito lo comenzó el intergaláctico con el propósito de igualar a todos los trabajadores por debajo, donde todo el mundo tuviera un salario único, sin diferenciar cargos ni formación académica y profesional, al mismo estilo de Cuba y toda la perversidad que hubo en la Unión Soviética y sus países satélites antes de caer la cortina de hierro. 

Al principio Maduro aumentaba el 20%, 40% y 100%, y los precios subían 60%, 100%, 200%, 600%, 300% hasta llegar al millón por ciento. De esa forma logro el objetivo de arruinar a los venezolanos y crear dos clases sociales, la chavista-madurista representada en 03% y la otra integrada por el 97% de los venezolanos. Eso puso a miles de compatriotas, niños y de la tercera edad, a comer de la basura y a millones a huir para otros países buscando oportunidades para sobrevivir. Hasta que el 20 de mayo con un brusco golpe de timón y sin ningún estudio económico aumentó seis mil por ciento el salario llevándolo de 4 millones de bolívares a 180 millones.

Esa acción perversa apresuró la caída de muchas empresas que estaban aguantadas tratando de llevar la carga para no cerrar y mantener los puestos de trabajo. Sin embargo, con el cierre de esas empresas no solo siguió palo abajo la producción nacional y el desempleo, sino que aumento el hambre y la diáspora venezolana. Igualmente aumenta la dependencia alimentaria para los venezolanos desde el exterior a través de las importaciones clap que solo favorecen a empresas extranjeras generando empleos en otros países y llenando los bolsillos a los llamados bolichicos tipo tuerto Andrade y toda la camarilla que aparece mencionada en juicios de tribunales de EEUU. 

Como muestra un botón. El aumento de seis mil por ciento al llevar el salario mínimo de cuatro millones a 180 millones, que comenzó a regir a partir del primero de septiembre 2018, según Nicolás Maduro, solo duró 40 dias porque la hiperinflación se lo trago en ese tiempo, pero no fue sino cien días después que Maduro decidió ajustar nuevamente el salario pero esta vez fue solo de 140%, que inmediatamente disparó la carne que costaba 800 bolívares a 2500 bolos. El pollo estaba 600 soberanos y se subió 2 mil bolívares y el cartón de huevos estaba en 700 bolívares y se ubicó en mil 500 bolos. Eso por nombrar solo tres alimentos. 

Sin pendejadas, pero la alegría que representa un aumento salarial para los trabajadores de otros países, para los venezolanos es una calamidad y al mismo tiempo una arrechera porque esos aumentos salariales realizados demagógicamente y perversamente sin ningún estudio de la economía nacional, mas que favorecer a los trabajadores y su familia, son sinónimos de mas inflación, mas escasez, mas especulación por parte de comerciantes inescrupulosos y menor calidad de vida. Sin duda que cada vez que Nicolás abre la boca para anunciar aumentos salariales los venezolanos en general tiemblan y al mismo tiempo por arrechera sale a relucir la progenitora de Maduro. 

La vaina está tan, pero tan jodía, que la metida de mano en el bolsillo no se queda ahí. La luz, el teléfono y el resto de los servicios públicos como el mal llamado aseo urbano subieron de forma grosera en miles de por cientos, y lo peor de toda esta vaina es que esos servicios cada día no sirven para un carajo. Apagones a cada rato, el agua no llega por las tuberías y los teléfonos no tienen corriente para llamar y el que si tiene produce ruido cuando se habla. En fin, es la propia tragedia en pantalones largos.

A todas estas, y en contraste con toda esa tragedia, el ministro de economía, Tareck El Aissami, por instrucciones de Maduro dice por televisión que ahora la vaina si es verdad con los precios acordados, sin embargo, los productos publicados como acordados en la gaceta oficial, no se consiguen ni en fotos, mientras que los representantes de Fedeagro y Fedenaga, o sea, los que representan a los productores que todavía guapean, afirman que con ellos no se han reunido para acordar precios, sino que fueron impuestos. Sin ninguna duda que Maduro con esas medidas busca engañar a la población para que salga a votar el 9 de diciembre en las municipales. 

ABSTENCIONISMO TORPE Y FANTASIOSO

José R. López Padrino

Para muchos resulta contradictorio que se siga insistiendo en negar la vía electoral en momentos donde es evidente que la gran mayoría de los venezolanos (80-85%) desea un cambio político en el país. Lamentablemente el virus del abstencionismo promovido por la tribu de los impolutos ha logrado imponer en un sector importante de la sociedad la falsa premisa de que el votar dejó de ser una expresión de la voluntad popular. Gracias a esa perversa estrategia política, y al silencio cómplice de dirigentes y partidos políticos hemos entregado sin mayor resistencia a la barbarie facho-chavista la mayoría de las gobernaciones y de los Consejos Legislativos y aparentemente igual suerte correrán los Consejos Municipales el próximo 9D.

Quienes desde la oposición niegan la ruta electoral siguen empecinados en cifrar sus esperanzas en una intervención militar extranjera descartada por la Casa Blanca, Grupo de Lima, la Comunidad Europea entre otros, en las inefectivas sanciones económicas o en el golpe militar, derrotero antidemocrático y que luce cada día más lejano dado el grado de corrupción y descomposición moral de la Fuerza Armada.

Más recientemente en un nuevo arrebato político destinado al público de galería, el abstencionismo a través del Padre Luis Ugalde ha propuesto la desquiciada tesis de que el 10 de enero se va a producir un quiebre definitivo en Venezuela que dará paso a la instalación de una junta de gobierno designada por la Asamblea Nacional (AN). Venden la ilusión del 10E como una fecha mágica que gracias a la providencia divina Maduro y su logia abandonarán el poder. Siguen sin entender que el voto es un elemento eficaz no solo para conquistar y preservar espacios de lucha, producir cambios políticos sino además para catalizar un proceso de transición hacia la democracia como lo ha demostrado la historia. Una votación masiva el 9D contra la tiranía obligaría al régimen a tomar decisiones que tienen un alto costo político y comprometería aún más su gobernabilidad. Los abstencionistas siguen promoviendo fantasiosos grandes finales que solo generarán nuevas decepciones y frustraciones en los venezolanos.

Como solía decir nuestro querido y recordado Domingo Alberto Rangel “olvídense del tango que ya Gardel murió”, no habrá invasión militar extranjera, el 10/01/2019 Maduro no abandonará el Palacio de Misia Jacinta, no sucederá transición alguna, ni se designará ninguna junta de gobierno por parte de la AN. Que se olviden quienes fantasean que Maduro propiciará diálogos que permitan acuerdos que conduzcan a la celebración de nuevas elecciones.

Con el llamado a la abstención del 9D se desaprovecha la oportunidad de recuperar el valor del voto como instrumento de lucha política y se renuncia a la posibilidad de propinarle una gran derrota al chaveco-madurismo a nivel nacional. Con el posible triunfo del oficialismo el próximo 9D se acentuará el control político y social a nivel municipal, y se consolidará el modelo de sociedad tutelada por la pestilente bota militar. Bloquear toda ruta electoral es abrir los senderos a la violencia, escenario que le conviene al régimen y a sus matones asalariados.

Mientras la oposición siga estando manejada por esa cúpula de lapidadores moralistas y continúe marchando por el camino no electoral de los últimos años, seguirá desperdiciando torpemente las coyunturas históricas que le permitirían conformar una contrahegemonía electoral capaz de derrotar al nefasto chaveco-madurismo. Basta del doble discurso de las direcciones políticas de los partidos políticos que llaman a abstenerse el próximo 9D, pero regionalmente convocan a participar en los comicios municipales.

Este 9-D no se trata solo de elegir a unos concejales, es la oportunidad para demostrar políticamente de que hay una mayoría del país que adversa a Maduro y su hambreador, represivo y antinacional proyecto político.

Con una oposición torpe y timorata, así como incapaz de reconocer sus equivocaciones, el chaveco-madurismo tendrá una larga vida para desgracia de la mayoría de los venezolanos.

ENTRE LA ILUSIÓN Y LAS DUDAS

Andrés Hoyos



Quien diga que sabe cómo va a ser el gobierno de Andres Manuel López Obrador, conocido como AMLO, es sencillamente un mentiroso. A mí me late que ni siquiera él mismo sabe exactamente cómo va a jugar la mano en extremo generosa que le fue repartida por los electores de su país. Por lo menos al comienzo, creo que no va a ser un presidente populista clásico, según se venía vislumbrando con algunos preludios, como el raro y craso error de cancelar sin más la construcción del NAIM, el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México. A AMLO no le quedará fácil echarse atrás en ese error, pero igualmente sería un desatino estamparle al proyecto “sigue como venía”, al punto de que sospecho que alguna alternativa hallará. Igual, pongamos que sí cancela el aeropuerto. De ahí no se puede concluir que el resto del gobierno será un desatino comparable. Desmontar el NAIM tiene un costo colosal, hasta el punto de que un par de decisiones adicionales del mismo talante y AMLO está frito. ¿Quiere el hombre estar frito y, sobre todo, le interesa estar frito? Lo dudo. 

La popularidad con la que empieza AMLO es muy grande y en buena parte depende de que la gente espera de él salidas audaces. No hay en el programa nada escrito en piedra. Como “cuarto padre de la patria”, tiene la obvia opción de la legalización de la marihuana, una medida que sería positiva en casi toda la línea, salvo porque irritaría a Trump. Un plus claro. Más difícil la tendrá en otros aspectos, por ejemplo, en controlar la violencia del país o en limitar la corrupción, dependientes en gran parte del régimen federal. Esencial que logre algo en estos rubros, así quede claro que los carteles seguirán existiendo y actuando en México. ¿Intentará alguna negociación nacional, o sea federal, para controlar el fenómeno? No se ve cómo sería, si bien no parece imposible. 

Ya en términos de política pública, AMLO ha dicho y repetido que el neoliberalismo ha sido un desastre. ¿Lo contrario es qué exactamente? ¿Una economía central dirigida? Algo semejante tiene pocos antecedentes exitosos en el mundo y ninguno en México. La espesa alambrada de púas anunciada para el comienzo del gobierno será difícil de imponer en el Estado mexicano. Cualquiera podrá demostrar que este o aquel funcionario está violando las normas. ¿Sancionará AMLO a los violadores? Grave sería que los dejara actuar a sus anchas. Sobre todo que el régimen de fuertes inhabilidades no garantiza nada. La gente quiere resultados, no simplemente fidelidad a unos principios. Todo ello significa que no podrá conceder privilegios. Bien y mal. Bien porque lo hace responsable; mal porque tendrá férulas fuertes que lo atan. 

AMLO no tiene verdaderos límites. Su triunfo fue demasiado holgado. Nadie puede decirle legítimamente: no haga esto, haga aquello. Puede en últimas hacer casi lo que quiera. Por ahí derecho el éxito o el fracaso serán ante todo suyos. Opina alguien que el antecedente más claro es Lula un, un triunfo igual de holgado. ¿Resultado? Por ejemplo, que Lula volvió multimillonario a Lulinha, quien era un 0 a la izquierda. Por si acaso, AMLO también tiene hijos pobres. 

Regirá un sistema más estricto para la alta función pública en México. Eso promete. ¿Los carteles y demás mexicanos corruptos la tomarán suave? Dudoso, para decirlo con suavidad. Volvamos al título: tengo algunas ilusiones y muchas dudas. Espero un resultado mediocre con el tiempo.

Los “locos” zapatean en el escenario

No se les tomaba en serio y hoy tienen el poder atómico y el de destruir la Amazonia

ELIANE BRUM


______________________________________________________________________________________________________________________________________________





Nicolás Maduro se retrata este jueves con mandatarios aliados a un mes de renovar oficialmente su mandato y enfrentarse al rechazo de una importante porción de la comunidad internacional. El encuentro con su homólogo ruso, Vladímir Putin, es la última exhibición de su limitada aceptación y de la búsqueda de cooperación para afrontar la crisis económica en Venezuela.

Tras 20 años del chavismo en el poder, el país está en ruinas y el Gobierno carece de apoyo. La popularidad del mandatario ha descendido a los niveles más bajos desde que el teniente Hugo Chávez ganase las elecciones presidenciales, el 6 de diciembre de 1998. Maduro triunfó el 14 de abril de 2013, un mes después de la muerte de su líder, con casi el 51% de los votos frente al 49% del opositor Henrique Capriles. En noviembre, el político apenas alcanzó un 20% de apoyo, según la encuesta Omnibus de la firma Datanálisis. Parte de ese rechazo se atribuye directamente al desplome financiero del país sudamericano, una de las naciones con más recursos petroleros del planeta.

Venezuela está, en cambio, entre las economías con peor desempeño del mundo, con uno de los niveles de miserias más elevados, según una reciente clasificación de Bloomberg. La principal causa es la hiperinflación. Los datos oficiales son ocultados por el Gobierno venezolano, pero la desgracia financiera, acompañada por el deterioro institucional, desborda la realidad. El Fondo Monetario Internacional (FMI), sin ir más lejos, pronostica que los precios crecerán el año que viene a una tasa inimaginable del 10.000.000%. Leer mas.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

DIRECCIÓN: Avenida Libertador entre la Av. Las Acacias y Av. Las Palmas. Edificio Yepesa piso 10 oficina 10-a. telf: 0212 793 8776—0212 793 8487. Correo Electrónico: espacioabierto44@yahoo.es

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------